Una de las mayores virtudes de los paisajes es la belleza que estos generan. El mar, el bosque o el campo generan una gran satisfacción, tanto estética como sensorial, en aquellos turistas que observan y pasean por estos lugares.  

Pero si bien los turistas se pueden beneficiar directamente del valor de un paisaje, estas escenas también pueden llegar a generar riqueza de manera indirecta; Por ejemplo, el restaurante situado en las proximidades de estos espacios se verá beneficiado por la afluencia de dichos turistas Sin embargo, los paisajes y bienes culturales, aun teniendo valor no “tienen precio”, lo que no implica que no tengan un coste de mantenimiento. Por ello, los mecanismos de pago por servicios ambientales son sistemas que tratan de capturar las externalidades, o beneficios que la naturaleza nos ofrece y que no tienen mercado, para a continuación reinvertirlos en la conservación de los mismos.  

Desde LandsCare tratamos de capturar el valor de un bien natural o cultural y revertir los fondos a los “custodios de esta belleza” que son aquellas personas que se comprometen con la conservación de dicho patrimonio.  

      

Por ello, LandsCare trata de abrirse hueco como una herramienta gratuita para la comunicación bidireccional entre los gestores y los usuarios de los Espacios Naturales Protegidos, prestando diversos servicios a los usuarios.  

Entre estos destacan el de interpretar, conocer y disfrutar de los ENP a través de puntos, anuncios y rutas almacenadas en la aplicación con una geolocalización exacta, lo cual permite que el visitante pueda acceder a información de calidad sobre aquellos lugares que esta observando.  

También se ofrecen servicios de sistemas de alarma, por medio de los cuales el visitante puede tomar una parte activa en la conservación del patrimonio y comunicar alertas, avistamientos y denuncias que serán transmitidas rápidamente al gestor (del lugar). 

Se ofrece también un sistema de pago por servicios ambientales en el que a través de sellos, se pueden obtener descuentos en las tiendas asociadas, estableciendo así un trato directo entre comercio y espacios naturales protegidos. 

Finalmente, por medio de LandsCare también se pueden encontrar intérpretes y guías locales, ejerciendo la aplicación como plataforma social en la que se pretende primar una relación directa entre custodio y visitante.