La biodiversidad y los beneficios de la naturaleza para las personas sustentan casi todos los aspectos del desarrollo humano y son clave para el éxito de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ayudan a producir alimentos, agua limpia, regular el clima e incluso controlar enfermedades. Sin embargo, se están agotando y degradando más rápido que en cualquier otro punto de la historia humana según la Plataforma Intergubernamental de Ciencia-Política sobre Biodiversidad y Servicios del Ecosistema (IPBES). Éste  es el organismo intergubernamental que evalúa el estado de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas (es decir de los beneficios que la naturaleza nos ofrece como el agua potable, buen clima, tierra fértil…). Su función principal consiste en identificar y priorizar la información científica necesaria y catalizar los esfuerzos para generar nuevos conocimientos para proporcionar a la sociedad y a los políticos  información y conocimientos científicos esenciales para la toma de decisiones y la elaboración de normativas y políticas.

El IPBES fue creado bajo los auspicios del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en Junio de 2010 y está integrado en la actualidad por más de 130 Estados miembros; a los cuales se le suman  cientos de observadores  científicos, ONGs, empresas. Su secretaría técnica está ubicada en la ciudad de Bonn (Alemania) y podría decirse de él que es “el hermano pequeño” del conocido IPCC (Panel Internacional de Cambo Climático).  Y su importancia no es menos crucial. El IPBES es el organismo mundial que centraliza la mejor experiencia de todas las disciplinas científicas y comunidades de conocimiento en relación al estado de la biodiversidad, para proporcionar conocimiento relevante para las políticas basadas en el conocimiento en todos los niveles, en el gobierno, el sector privado y la sociedad civil.

Recientemente el IPBES publicó por fin su primer informe global (Summary for policymakers of the global assessment report on biodiversity and ecosystem services of the Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services) sobre el estado de la biodiversidad y estas son sus principales conclusiones:

La naturaleza es esencial para la existencia humana y la buena calidad de vida. La mayoría de las contribuciones de la naturaleza a las personas no son completamente reemplazables, y algunas son irremplazables y se distribuyen de manera desigual en el espacio y el tiempo y entre los diferentes segmentos de la sociedad.

Desde 1970, aunque las tendencias en la producción agrícola, la cosecha de peces, la producción de bioenergía y la cosecha de materiales han aumentado, 14 de las 18 categorías de contribuciones de la naturaleza evaluadas, en su mayoría contribuciones reguladoras y no materiales, han disminuido.

La naturaleza en la mayor parte del mundo ahora ha sido significativamente alterada por múltiples impulsores humanos, y la gran mayoría de los indicadores de ecosistemas y biodiversidad muestran un rápido declive. Las acciones humanas amenazan a más especies con la extinción global ahora que nunca antes. A nivel mundial, las variedades y razas locales de plantas y animales domesticados están desapareciendo. Esta pérdida de diversidad, incluida la diversidad genética, plantea un grave riesgo para la seguridad alimentaria mundial al socavar la resistencia de muchos sistemas agrícolas a amenazas como plagas, patógenos y cambio climático.

Las comunidades biológicas se están volviendo más similares entre sí tanto en sistemas administrados como no administrados por los seres humanos dentro y a través de las regiones, al tiempo que los cambios inducidos por el hombre están creando condiciones para una rápida evolución biológica, tan rápida que sus efectos se pueden ver en solo unos años o incluso más rápidamente.  Las consecuencias pueden ser positivas o negativas para la biodiversidad y los ecosistemas, pero pueden crear incertidumbre sobre la sostenibilidad de las especies, las funciones del ecosistema y la entrega de las contribuciones de la naturaleza a las personas.

Mas información en www.ipbes.net