La comisión Diocesana de Ecología Integral de la Vicaría de Pastoral Social e Innovación de la Archidiócesis de Madrid se suma a la celebración del Día Mundial de la Madre Tierra, que se
viene celebrando en distintos lugares del mundo desde el año 1970, y que desde hace más de
20 años también promueve la Organización de Naciones Unidas.

El ojetivo de esta efeméride es el de  hacernos conscientes de que el planeta Tierra es nuestro hogar común, en el que se manifiestan nuestras relaciones (con el resto de seres humanos, con los demás seres vivos y con el ambiente natural en el que se teje nuestra vida y la de quienes nos sucedan.
Todos ellos son temas de gran raigambre en la tradición de la Iglesia, aunque con frecuencia olvidados. Son elementos fundamentales de la encíclica Laudato si con la que el papa Francisco ha querido recordarnos la riqueza de esa tradición y la importancia de abordar una auténtica conversión ecológica, que nos haga adoptar comportamientos más sostenibles, más cuidadosos con nuestra casa común.
El propio papa Francisco nos hacía esa invitación en este breve video el pasado mes de febrero de 2016.

Abriéndonos a la acción del Espíritu, la Comisión pretende responder con un acto cuyo guión se adjunta (2018DiaTierraPropuestamodular  ), y centrado este año en el mal uso de los plásticos, a esta
llamada a hacernos conscientes de la Tierra como casa común, y a cuidarla.