El último estudio realizado por el programa para el Reconocimiento de Certificación Forestal (PEFC), ha reflejado que la certificación forestal en España se está consolidando.  

Esta asociación internacional es la encargada de dar la certificación de que los bosques del mundo sean gestionados de una manera responsable.  

Esto supone un aumento en las cifras de hectáreas de monte, a cargo de selvicultores, gestores y empresas transformadoras que han sido certificadas, a través del sello PEFC, demostrando que sus prácticas y gestión son sostenibles. 

Las cifras de diciembre de 2016, indican un aumento de más de 76.000 hectáreas del territorio certificado en Gestión Forestal Sostenible, esto significa un 4% con respecto al año anterior sumando un total de 1.967.418 hectáreas de monte certificado. Esta superficie total supone el 11% de la superficie forestal arbolada nacional. 19.262 son los selvicultores y gestores adheridos a la certificación PEFC. Las administraciones públicas poseen el 72% de la superficie certificada PEFC y el restante 28% está en manos de privados. 

La Comunidad con más hectáreas certificadas es Castilla y León (718.000), siendo Galicia la de mayor número de propietarios y gestores, con más de 13.500. Teniendo en cuenta la superficie forestal arbolada de cada Comunidad Autónoma, Navarra es la que tiene un mayor porcentaje de superficie certificada PEFC con un 60%. 

Tres son las modalidades de certificación en gestión forestal sostenible desarrolladas por el sistema PEFC: regional, grupo e individual. La modalidad regional es la que ha sido más exitosa históricamente estando establecida en 8 Comunidades Autónomas y ocupando un 70% de la superficie certificada nacional. Sin embargo, la modalidad de grupo, fue a partir de 2013 cuando empezó a crecer significativamente, debido principalmente a la fuerte demanda de producto certificado por parte de la industria y a la atomización de la propiedad forestal, incorporando a día de hoy el 60% de los propietarios o gestores certificados. La certificación de grupo permite la adscripción de diversos propietarios y gestores con diferente tipología y tamaño de superficie forestal, estando a día de hoy mayormente establecida en Andalucía, Extremadura y Galicia. 

Galicia y los aserraderos/rematantes son la comunidad y el sector con mayor número de empresas certificadas 

En 2016 se ha producido un incremento del 12% en las empresas certificadas en Cadena de Custodia PEFC alcanzando la cifra de 1.271, de las cuales el 29% están ubicadas en Galicia, Comunidad que ocupa la primera posición con un mayor número de empresas certificadas (367), seguida de Cataluña con 174, Euskadi con 122 y Madrid con 98. 

Estas 1.271 empresas se distribuyen en 835 certificados de Cadena de Custodia, ya que la certificación PEFC diferencia entre dos tipos de certificados: el individual y el multisite. En el caso de la certificación individual se incluye una única instalación mientras que en la multisite son diferentes instalaciones de una misma empresa o diferentes empresas las que se unen en un certificado. En España el 58% de las empresas certificadas PEFC lo están en su modalidad individual. 

Los aserraderos y rematantes son el sector con más empresas certificadas PEFC en cadena de custodia, con un total de 440 suponiendo cerca del 35% del total, seguido por el sector de la madera y construcción con 401, de la pasta y papel con 165 y de las gráficas con 152. En el ámbito de los “no madereros” se han certificado nuevas empresas cuya actividad recoge la preparación y comercialización de corcho y la producción de ibéricos procedentes de cerdos criados en montes con certificado en gestión forestal sostenible. 

 Araceli Muñoz