El Día del Pensamiento Scout, también llamado Día Mundial del Pensamiento, fue establecido en 1926 durante la Cuarta Conferencia Internacional de Guidismo y Escultismo femenino, celebrada en el Campamento Edith Macy de la Asociación Guías Scouts de Estados Unidos.

Baden Powell, fundador de los Scouts

La idea fue elegir un día en él que todas los guías y guías scouts del mundo piensen los unos en los otros. Fue así como las delegadas escogieron el 22 de febrero como el Día del Pensamiento por ser la fecha natalicia tanto de Baden-Powell, como de su esposa Lady Olave, la que fuera Jefa Guía Mundial.

En 1932, se añadió al proyecto la recaudación de fondos para sostener el guidismo mundial. En 1999, se decide cambiar el nombre a Día Mundial del Pensamiento para enfatizar el carácter universal de este evento.